Home > Actualidad > Los bagels, el panecillo circular que es tendencia

Los bagels, el panecillo circular que es tendencia

gastronomia

Una anatomía de los bagels, sus principales variedades entre las que destacan el de sésamo y el de todo, que alcanzan la excelencia gastronómica en tierras neoyorquinas

Los bagels son un tipo de pan que tiene forma de anillo. Estos deliciosos panecillos se originaron en el seno de la cultura judía, en Europa Central.

Los bagels son densos, masticables y tienen una textura ligeramente crujiente por fuera, pero suave por dentro.

Tradicionalmente, se cuecen en agua hirviendo antes de ser horneados, lo que les da su toque tan característico en su textura.

En las próximas líneas incursionamos en sus características, mientras repasamos sus principales tipos, al tiempo que explicamos por qué los bagels de Nueva York tienen tan buena reputación en todo el mundo.

Los Bagels una nueva tendencia gastronómica

Hay tantas formas de gozar de un bagel como seguidores tienen estas delicias por el mundo.

Por ejemplo, a modo de usos y costumbres comunes por todo el planeta, los bagels se pueden comer solos o se pueden cortar por la mitad y tostar antes de ser servidos con una variedad de aderezos, como queso crema, mantequilla, mermelada, salmón ahumado… T

También se pueden emplear para elaborar sándwiches y bocadillos que sirven de desayuno, almuerzo, merienda o cena.

Hablamos de un producto que se ha convertido en tremendamente popular en todo el mundo y se puede encontrar en una parte importante de las panaderías y tiendas de comestibles de una gran ciudad cualquiera.

Tipos de bagels que existen en el mercado

  • Bagel de agua: Es el tipo de bagel tradicional, hecho con harina, agua, sal, levadura y a veces un poco de azúcar. Suele tener una corteza crujiente y una miga densa.gastronomia
  • Bagel de malta: gracias a la malta que lo integra, ofrece un sabor ligeramente dulce y una textura más suave que el de agua.
  • Bagel de sésamo: se cubre el exterior del bagel con semillas de sésamo antes de hornearlo, lo que le da un sabor y una textura genuinos.
  • Bagel de cebolla: conformado por trozos de cebolla en su masa. A veces, también se cubre con cebolla en escamas en el exterior.
  • Bagel de ajo: similar al de cebolla, pero con ajo en lugar de cebolla.
  • Bagel de todo: cubierto con una mezcla de semillas de sésamo, amapola, cebolla y ajo. Se trata de un bagel enormemente popular

También son muy reseñables los bagels de arándanos, pasas, queso y trigo integral.

Por qué Nueva York es la meca de los bagels

Nueva York mantiene una intensa historia de amor con los bagels, que se nutre de varios e importantes factores.

En primer lugar, como contexto general, resulta fundamental reseñar que en Nueva York existe una importante comunidad judía, que es la cultura de la que son originarios estos deliciosos panes. Hasta el punto de que los bagels son un elemento esencial de la cocina judía.

Otro de los elementos que hace muy atractivos los bagels a los neoyorquinos es que son una comida fácil y conveniente para llevar, lo que los convierte en un desayuno muy popular para los ocupados habitantes de La Gran Manzana, bastantes de los cuales están en movimiento casi continuo, porque saltan de una actividad a otra casi sin solución de continuidad.

Además, como te hemos señalado un poco más arriba, los bagels son conocidos por ser densos y masticables, lo que los convierte en muy satisfactorios para cobijar los ingredientes de los sándwiches.

Un bocado que presume de amplia versatilidad

gastronomiaDe manera que se pueden servir de muchas maneras diferentes, lo que los convierte en una opción popular para el desayuno, el almuerzo y el refrigerio.

Eso es así porque se pueden untar con queso crema, mermelada o mantequilla de maní, o se pueden emplear para hacer sándwiches de todo tipo, desde lox y queso crema hasta salchichas y huevos.

Por si todo esto fuera poco, en Nueva York existen una cantidad estimable de panaderías y tiendas que se centran en la producción de bagels frescos y deliciosos.

En ese sentido, conviene aclarar que los neoyorquinos son muy exigentes con sus bagels y esperan que estos sean frescos y sabrosos.

Un nivel de exigencia que ha contribuido a generar una cultura de excelencia en la producción de bagels en la ciudad

En síntesis, los bagels de Nueva York son tan reputados y apreciados debido a su historia cultural, su practicidad, su versatilidad y la excelencia en su producción en una de las ciudades con mayor riqueza de propuestas gastronómicas del planeta.

También te puede interesar
Cocineros y cocineras
Camila Ferraro, primera cocinera revelación en Madrid Fusión
Viajes y escapadas
Gastronomía colombiana, productos y sabores para encender el paladar
Ferias gastronómicas
Innovación y últimas tendencias en HIP 2024
Nutrición y Salud
Estimulando la salud hormonal femenina a través de la alimentación

Dejar un Comentario