Home > Viajes > 5 elaboraciones características de la gastronomía filipina

5 elaboraciones características de la gastronomía filipina

cocina internacional

Exploramos y descubrimos el sabor de cinco platos típicos de la tradición culinaria de este país asiático, con raíces españolas: adobo, sinigang, lechón, halo-halo y pancit.

Filipinas es un archipiélago con hechuras paradisíacas en el corazón del sudeste asiático.

Hablamos de un país que no solo deslumbra con sus playas de arena blanca y sus paisajes exuberantes, sino también con una rica y variada gastronomía que fusiona influencias de la cocina española , malaya, china y americana.

En este artículo, nos aventuramos a explorar cinco elaboraciones características de la gastronomía de este país, ideales para quien quiera descubrir nuevos sabores y texturas con un punto a medio camino entre lo familiar y lo exótico.

Una cocina de fuertes raíces e influencias

La cocina filipina es una mezcla fascinante de sabores intensos, ingredientes frescos y técnicas de cocina diversas que reflejan la diversidad cultural del país.

Caracterizada por su audacia en sabores, la gastronomía filipina se distingue por su uso generoso de especias, hierbas aromáticas y salsas exóticas.

Además, la combinación única de influencias asiáticas y occidentales hace que cada plato sea una experiencia sensorial singular, que cautiva y sorprende a los paladares más exigentes.

A continuación, referimos cinco platos emblemáticos de Filipinas que nos transportan a un festín de sabores que combinan de manera magistral lo exótico con lo delicioso.

5 recetas tradicionales de la cocina filipina

Lechón

cocina internacionalPara los amantes de la carne asada, el lechón filipino es una verdadera joya culinaria.

Consiste en un cerdo entero asado lentamente sobre brasas abiertas, sazonado con especias locales y hierbas aromáticas.

La piel se tuesta hasta alcanzar una textura crujiente y dorada, mientras que la carne queda jugosa y llena de sabor.

Cada bocado de esta receta es una explosión de sabores ahumados y especiados que deleitará hasta al paladar más exigente.

Adobo

Uno de los platos más emblemáticos de la gastronomía filipina es el adobo.

Esta deliciosa preparación consiste en carne (generalmente cerdo o pollo) marinada en vinagre, salsa de soja, ajo y especias, luego cocida a fuego lento hasta que la carne esté tierna y se haya impregnado completamente de los sabores de la marinada.

El resultado es un plato jugoso y lleno de sabor, con un equilibrio perfecto entre lo ácido del vinagre, lo salado de la salsa de soja y lo aromático del ajo.

Sinigang

Si eres amante de los sabores ácidos y refrescantes, el sinigang será tu nuevo plato favorito.

Esta sopa agrio-picante está hecha a base de carne (cerdo, pollo o mariscos), vegetales frescos como col, berenjena y rábano, y un caldo ácido preparado con tamarindo o calabaza agria.

El resultado es una explosión de sabores que te hará salivar con cada cucharada, especialmente cuando se combina con arroz al vapor.

Pancit

cocina internacional

Se trata de un plato muy versátil de fideos fritos, que refleja la influencia de la cercana china, dentro de la cocina filipina.

El pancit puede prepararse con una variedad de ingredientes, como carne de cerdo, pollo, camarones o verduras, junto con fideos de arroz o de trigo, todo salteado en una sartén con salsa de soja, ajo y vegetales frescos.

El resultado es un plato reconfortante y sabroso, que combina múltiples sensaciones, a la suavidad de los fideos, se le une la frescura de los vegetales y la intensidad de los sabores tradicionales asiáticos.

Halo-halo

Para terminar la comida con un toque dulce y refrescante, no hay nada como el halo-halo.

Este postre tradicional filipino es una mezcla colorida de ingredientes como gelatina de colores, tapioca, leche evaporada, frutas en conserva, frijoles azuki, plátano en rodajas, y helado de yema de huevo, todo servido en un vaso alto y coronado con hielo triturado.

La combinación de texturas y sabores crea una experiencia única en cada cucharada, que te transportará directamente a las soleadas playas de Filipinas.

En síntesis, la gastronomía filipina es una celebración de sabores, texturas y aromas que no deja indiferente a nadie.

Desde platos salados como el adobo y el lechón, hasta postres dulces como el halo-halo, cada bocado te sumerge en la rica historia y cultura de este fascinante país insular, que ofrece una experiencia culinaria única,que cautiva por su exquisita mezcla de influencias y sabores.

Anímate a conocerla…

También te puede interesar
Cadena de suministro
Alarmas sanitarias por el uso de fertilizantes y plaguicidas fraudulentos
Por qué cotiza al alza la cocina de nostalgia
Bebidas
Atrévete a ser con Martini
Hosteleria
Nueva convocatoria de becas de formación en Hostelería

Dejar un Comentario