Home > Actualidad > Picaresca o descuido, los fraudes en la hostelería

Picaresca o descuido, los fraudes en la hostelería

fraude en hostelería

Estamos en un país de bares y restaurantes y nuestra actividad de ocio se suele representar cerca o dentro de alguno de los miles de establecimientos hosteleros que existen en España.

Actualmente está de moda la tan ansiada experiencia de cliente, y en este caso podemos asegurar que la misma, se consigue claramente, sobre todo en el plano negativo o sorpresivo, más que en el del entusiasmo y/o disfrute.

La comida, los platos, el servicio, el local, son tantos los factores que influyen que deben cuidarse a la perfección, pero a veces no con tanto recelo, ya que pasamos esa delgada línea roja de la ocultación al desengaño.

No nos olvidemos que uno de los factores de éxito de todo negocio empresarial es la constancia, la dedicación y la transparencia y si falle este ultimo los dos primeros no suelen ser suficientes para su perfecto desarrollo de manera exitosa.

¿a cuantos nos os ha sorprendido la famosa “cuenta” en el momento perfecto de esa comida o cena?, seguramente el entusiasmo y gozo se transformó inmediatamente en un cabreo descomunal….

La organización Facua, de protección de los consumidores ha presentado recientemente una elaborada lista de lo que muchos llamarían timos, pero que realmente son esa parte del lado oscuro, que no sabemos si de forma intencionada o no, los propietarios de los establecimientos de hostelería nos ofrecen diariamente en sus locales.

Hasta donde habrá llegado el ruido de esas acciones, que desde la propia organización se ha creado un hashtag, #BaresParaNoVolver, como altavoz de colaboración entre los consumidores para no tolerar este tipo de abusos y etiquetar así sus comentarios o desavenencias dentro de los medios sociales.

A continuación destacamos una decena de ellos que creemos son más habituales, de los creemos deberían salir del habituario de los bares y restaurantes para ayudar a la profesionalización del sector.

  1. Los Tiempos de espera desde que nos toman nota de la bebida hasta que el camarero vuelve a preguntar por la elección de la comida es una clara muestra de una estrategia sibilina, a veces pasa tanto tiempo que no solo no te queda ni una gota de tu refresco, sino que te hubiera dado tiempo a leerte todos los resultados de la jornada futbolística “del marca” o “el sport” en sus divisiones de honor y regionales…
  2. No informar de los precios de las bebidas. Algunos establecimientos omiten los precios de las consumiciones liquidas en las cartas, clara muestra de que se quiere ocultar algo, generalmente el resultado es una sorprendente tendencia al alza del valor de la bebida como si de una oferta bursátil ampliamente demandada se tratara. Esto genera desconfianza.
  3. El pan a precio de oro. Los establecimientos pueden cobrar el pan aparte, es legal, pero sólo si éste aparece dentro de la lista de precios del bar o restaurante, si esto no aparece, no pueden cobrarlo.
  4. El aperitivo sobrevalorado. No en todo el país se regala, y la mala costumbre de pedir nos provoca a veces situaciones embarazosas de tener que pagar o devolver el cuenco de aceitunas o el plato de patatas porque su valor está casi a la par que el de las “huevas del esturión”. Es legal si aparece reflejado en la lista de precios…
  5. El valor añadido del 10%. Desde que somos europeos de pleno derecho el IVA solo da dolores de cabeza y a veces sorpresas no deseadas. En el caso de las cartas, debe aparecer siempre destacado si los precios de los platos o consumiciones incluyen o no el famoso impuesto. Además, es el de cálculo fácil y a todos nos gusta dejar propina…;)
  6. El intrigante mundo de las siglas de las cartas de los restaurantes. “SM” o “PSM” ni social media ni sus majestades que deberían ponerse con duplicidad de letra, son las clásicas siglas de “precio según mercado” que no hacen más que descubrir una ilegalidad que es realmente habitual, no importa que el precio oscile, lo obligatorio es informarlo, para eso se suele poner el incómodo papel cogido con un clip sobre la portada de la carta con una perfecta caligrafía del plato o producto destacado, eso sí, con su precio…
  7. timos en hosteleriaMesa o barra, cuestión de altura. ¿Por qué cuesta más la cerveza en la mesa que en la barra?, realmente no se le aplica el kilometraje a la caña ni al plato, es una práctica habitual de ciertos locales que, siendo legal, debe estar siempre perfectamente reflejada dentro de la carta o lista de recios del establecimiento de hostelería. Lo que no debemos permitir es que se comunique oralmente, todo bien reflejado.
  8. El apasionante mundo de los suplementos. Aunque parezca sacado del guion de una película de Berlanga , en algunos establecimientos te cobran por el hielo, o si quieres la carne muy hecha. Esto es totalmente ilegal y es un abuso inaceptable. ¿Alguna vez os han ofrecido un descuento por pedir el agua del tiempo o por pedir la carne casi cruda? ¿Qué sería entonces de los restaurantes japoneses…?
  9. El TPV que nunca funciona. ¡Que mala suerte!, el mundo busca avanzar con los medios de pago y donde almuerzas siempre falla siempre el datafono. Esto puede suceder, pero el responsable del establecimiento debe informar de ello cuando llegamos al local, no al pagar, o bien indicado junto al cartel o pegatina en el que anuncian que se admiten tarjetas. Lo desconocido en este caso es que estamos en nuestro derecho de solicitar la cuenta del restaurante (facilitándoles nuestro número del DNI como garantía) y realizar un ingreso en efectivo o transferencia en la cuenta del establecimiento, eximiéndonos de la obligatoriedad de sacar dinero de un cajero en el que vayan a cobrarnos comisión.
  10. Las pastillas del dolor. Si después de todo esto nos duele la cabeza, ya sea por patología o por descontento y pides una pastilla analgésica, solo falta que te la cobren. Este acto en ilegal por el hecho de cobrarla, pero lo peor es el incumplimiento de dártela, ya que solamente las farmacias y los centros sanitarios pueden suministrar medicamentos, y de momento los bares despachan de casi todo pero aún no aspirinas
También te puede interesar
herramientas de control de recursos humanos en hosteleria
Organizar eficazmente el trabajo y la plantilla de un establecimiento de hostelería
pagina de restaurante de google my business
Por qué tu restaurante debe tener su perfil en Google My Business
terrazas en hostelería
Las mejores terrazas para disfrutar de un buen cóctel
alimentos saludables
Shirataki: los “milagrosos” fideos chinos que no engordan

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbete al Magazine

Acepto el Aviso Legal ,la Política de Privacidad de Food Service Magazine

Gracias! y Bienvenido a la comunidad de Food Service Magazine. Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico para completar el proceso de suscripción.