Home > Recetas de Cocina > ¿Cómo tomar un café de forma original?

¿Cómo tomar un café de forma original?

Gastronomia y recetas de cocina

Comenzar el día sin una bebida con café a muchas personas se les presenta como un reto casi imposible

El café lo asociamos generalmente a una bebida que nos acompaña desde el desayuno a la tarde, incluso a veces hasta la noche.

Este alimento con una importante composición nutricional, no solo puede degustarse como una bebida, sino que también puede formar parte de los ingredientes de una deliciosa receta de comida.

Para los aficionados a este producto,  vamos a detallar dos manera de tomar un café, una en bebida y otra en comida, para que ese desayuno o merienda sea excepcional, y como no, quizás poderlo tomar como un postre original.

2 recetas para elaborar una bebida con café

Café Austriaco

Gastronomia y recetas de cocina

También conocido como café vienés, ya que se popularizó en las cafeterías de la ciudad imperial de Viena.

Su historia podemos remontarla al siglo XVII cuando el ejército polaco expulsó a los Otomanos de todo el territorio austriaco, y en su retirada dejaron abandonados muchos sacos de este grano, hasta entonces desconocido por esos lares.

Comenzaron a usarlo como lo hacían ellos, preparando una bebida que en un principio les resultaba demasiado amarga, y para endulzarla comenzaron a mezclarla con crema leche o nata.

Actualmente existen muchas versiones del “vienés” pero nosotros queremos dejarte la nuestra, La que desde Nestlé profesional recomienda para elaborar bebidas con café:

Los ingredientes que vamos a utilizar son:

  • Un Café espresso doble, para que tenga una buena cantidad de base
  • Una cucharada de azúcar
  • Nata
  • Un poco de canela

Para su elaboración seguiremos lo siguientes pasos:

  1. Preparamos nuestro café doble en la cafetera que tengamos en nuestro domicilio o establecimiento de hostelería, para que ocupe 2 tercios del contenido de la taza o vaso que vamos a utilizar, teniendo en cuenta que éste debe de ser transparente, para que se vean las diferentes capas.
  2. Para montar la nata, añadiremos el azúcar a la nata y la batiremos hasta que veamos que se nos queda una buena textura, pero algo ligera.
  3. A continuación la añadiremos cuidadosamente sobre la taza de café, para que consigamos dejarla encima sin que se mezcle.
  4. Para terminar, Espolvoreamos la canela molida sobre la corona de nata y servimos.

Flan de Café

Gastronomia y recetas de cocina

Esta deliciosa receta, es un postre perfecto para terminar una comida tomando un café con cuchara.

Su textura cremosa y toque dulce, también es un acompañante perfecto para un brunch o merienda.

Su historia no está totalmente documentada, pero lo que si sabemos es que, en la antigua Roma, se elaborada una receta similar a base de huevos, leche y miel.

Ya en la edad moderna esta elaboración llegó a tierras francesas, y de la mano de los cocineros galos, la receta tomó cuerpo con nuevos ingredientes como el caramelo, elaborado con el azúcar que ya había llegado a Europa.

Poco a poco fue tomando forma, no en vano se empezó a preparar en moldes de diversa índole, y añadiéndole otros ingredientes para conseguir una gran variedad de sabores, preparándolos con coco, con queso, con limón o con café.

Los ingredientes que vamos a utilizar son:

  • Huevos
  • Leche entera
  • Un café frío
  • Caramelo líquido
  • Azúcar

Para su elaboración seguiremos lo siguientes pasos:

  1. Ponemos todos los ingredientes en un bol o vaso de batidora, excepto el caramelo que lo dejaremos para el final.
  2. Batimos la mezcla completamente hasta que nos presente una textura homogénea.
  3. El caramelo lo depositamos en los fondos de la flanera o flaneras individuales que vayamos a utilizar.
  4. Vertemos la mezcla en los moldes y los vamos dejando en un recipiente con agua preparado para hacer un baño María.
  5. Con el horno ya precalentado entre los 160º-170º depositamos el conjunto durante unos 35 minutos.
  6. Comprobamos que se ha hecho pinchándolos con un palillo y viendo que sale limpio.
  7. Los sacamos del horno y los dejaremos enfriar, a continuación, reposarán en la nevera por unas 8 horas.
  8. Para servirlos, los desmoldaremos y lo volcamos en un plato, degustándolo o frio.

En resumen se pueden elaborar muchas tipos de bebidas con café, estas que os hemos mostrado son dos de ellas, anímate a prepararlas.

También te puede interesar
Bebidas
I LUV IT el combinado de Bacardi & Camila Cabello
Bebidas
Atrévete a ser con Martini
Hosteleria
Nueva convocatoria de becas de formación en Hostelería
Los restaurantes americanos y su valor diferencial para el cliente

Dejar un Comentario