Home > Actualidad > Los retos de la hostelería para el 2014

Los retos de la hostelería para el 2014

El sector de la hostelería en España no ha pasado precisamente por sus mejores momentos en los últimos años, afectado por una insistente crisis económica que ha incidido de manera especial en bares, cafeterías, restaurantes y hoteles de todo tipo, estilo y categoría.
bares_recuperando
Pero comienza un nuevo año que, como en otras facetas, viene cargado de buenos propósitos. Por ello, la consultora de Recursos Humanos especializada en Hostelería y Turismo Linkers ha querido elaborar una lista de los que, en su opinión, supondrán los grandes retos de la hostelería para 2014.

Sustituir la verticalidad jerárquica por estructuras más planas, con un trabajo en equipo compactado y alineado a los objetivos de la empresa. La jerarquía en hostelería suele ser más representativa que eficiente, siendo éste último su fin, el de ordenar y organizar de una forma óptima la realización de las actividades laborales para lograr el desempeño esperado por parte del equipo que conforma la empresa.

Tener como premisa valorar los puestos de trabajo por los desempeños que logren resultados y no por la fidelidad del arraigo en el puesto. La experiencia en el puesto a desarrollar es importante, pero más si cabe lo es la capacidad de la persona, sus habilidades personales y/o laborales y la forma de utilizar esas destrezas en el desempeño de su puesto. “En la hostelería española sigue pesando más el tiempo que uno lleve ejerciendo que su propia capacidad o habilidades, y debería cambiar para ajustarse a las necesidades reales del mercado y de los clientes”, subraya el director general de Linkers, David Basilio.

Plantearse y comenzar a buscar fórmulas reales que contemplen conciliar la vida familiar y laboral. La directora de Recursos Humanos de la consultora, Marianela Olivares, opina que “un sector con unos horarios tan largos y exigentes necesita de una buena conciliación laboral y personal para un correcto desarrollo del trabajo y sus funciones”. Y más en concreto en el caso de la mujer, donde su esfuerzo en alcanzar ambas exigencias es el doble, “y en la mayoría de los casos no cuenta con la ayuda de la empresa responsable”, concluye.

Aplicar a los resultados de gestión de personal salarios variables, bonus, recompensas y aquellas acciones de los empleados que sumen beneficio a la empresa mediante una motivación tangible. Realizar este sistema de gestión salarial exige una contabilidad de la información de ventas ordenada y al día, y supone para el empresario el analizar, valorar y definir unas cifras a partir de las cuales la plantilla tendrá su variable. “Pero debe quedarnos claro que este modelo de gestión nos permitirá contar con un grado mayor de implicación de nuestro equipo y tener como empresa un atractivo a la hora de captar profesionales con talento y acostumbrados a trabajar con retos y desafíos”, aclara Olivares.

Utilizar eficientemente las nuevas tecnologías como medio de visibilidad y captación de venta a todos aquellos clientes que escapan del radio físico geográfico del negocio. La información de Internet y de las redes sociales actuales es de común uso entre los clientes que acuden a los establecimientos de hostelería, por lo que es un gran reto para el empresario el crear y mantener canales de información y comunicación con su target, así como para promoción de sus productos. Tampoco es desdeñable estar actualizado acerca de la información que publican los clientes sobre sus experiencias en el local y en los de la competencia, y poder contrarrestar así a tiempo opiniones negativas de sus negocios.

Fomentar y aplicar una formación continua que responda a las necesidades de actualización y evolución de los puestos de empleo actuales, y considerar, a su vez, la formación como un factor de rentabilidad empresarial y no como un gasto. “Se sigue pensando en la formación con una idea de los modelos institucionales estandarizados”—asegura Basilio— “en vez de comprender que una mayor cualificación personalizada de empresa dará una mayor calidad de procesos, planificación y reacción para desarrollarse con criterios competitivos en el actual mercado”.

Fuente: diariodegastronomia.com

También te puede interesar
empleo en el sector de la alimetacion
El empleo y la tecnología en el sector Alimentario
sostenibilidad en la hosteleria
El final de las Bolsas de Plástico
trabajo en el sector de la alimentacion
El sector de la Alimentación como motor del empleo
Hábitos alimenticios saludable
10 claves básicas para aprender a comer bien

Dejar un Comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbete al Magazine

Acepto el Aviso Legal ,la Política de Privacidad de Food Service Magazine

Gracias! y Bienvenido a la comunidad de Food Service Magazine. Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico para completar el proceso de suscripción.