Home > Salud > Los riesgos de la deshidratación en niños, embarazadas y mujeres que dan el pecho

Los riesgos de la deshidratación en niños, embarazadas y mujeres que dan el pecho

nutricion y salud

Estos días las temperaturas han aumentado en todo el país hasta marcar los 40℃ con lo que se incrementa la posibilidad de que el organismo pierda agua y se deshidrate

El verano es la época del año más seca y en la que, gracias a las vacaciones, se pasa más tiempo fuera de casa, con excursiones en la montaña o baños refrescantes en las playas.En palabras de Dña. Yésica Ruiz, dietista-nutricionista del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa):

“Este riesgo de deshidratación es especialmente elevado en las mujeres embarazadas y lactantes, por la situación fisiológica en la que se encuentran, y en los niños, dado que tienen mayor dificultad de expresar la sensación de sed y necesitan una elevada dosis de agua”

Cómo mantener una buena hidratación del cuerpo

Para conseguir una correcta hidratación, desde el colectivo de dietistas-nutricionistas recomiendan, como norma general, beber entre 1 litro y medio y 2 litros de agua al día.

En el caso de los grupos de riesgo, la cantidad de agua recomendada aumenta hasta 1,6 litros de agua al día en niños, 2,3 litros al día si se trata de mujeres embarazadas y 2,7 litros al día si se está dando el pecho.

Existen determinados alimentos y bebidas que ayudan a hidratarse y que, en total, pueden llegar a aportar entre el 20% y el 30% de la cantidad de agua de nuestro organismo:

  • El ejemplo paradigmático son las frutas y verduras, pero también tenemos la leche, las bebidas vegetales, la horchata, los zumos de fruta natural, el gazpacho o las sopas y caldos fríos como otras fuentes de hidratación.
  • En contraposición estarían las bebidas alcohólicas, carbonatadas y azucaradas y las salazones, alimentos que ya han sufrido un proceso de deshidratación”, comenta Yésica Ruiz.

También aconseja beber sin esperar a tener sed para hidratarse y, a la hora de realizar una práctica deportiva, se advierte de la necesidad de incrementar la ingesta de líquidos y esperar hasta que pasen las horas de máximo calor.

El peligro de la deshidratación

nutricion y saludAdemás de los grupos de mayor riesgo, toda la población está expuesta a que en esta época del año puedan darse condiciones ambientales extremas de calor y humedad.

Hay que tener en cuenta que la deshidratación también se da con mayor facilidad si se padece fiebre, alguna infección, diarrea o vómitos o alteraciones del sistema renal.

La deshidratación puede tener implicaciones serias para nuestro organismo. Si se pierde más líquidos de los que se ingieren, el cuerpo no tiene la cantidad de agua suficiente para llevar a cabo sus funciones y es cuando comienza la cefalea, la boca y la lengua seca, el mareo, la disminución del apetito y la orina concentrada, entre otros síntomas.

Si el grado de deshidratación es grave, se pueden presentar convulsiones, aceleración de la frecuencia cardíaca, fiebre y presión arterial baja. En esta situación, se necesitaría un tratamiento médico inmediato.

También te puede interesar
calor y alimentos
7 alimentos clave para evitar los golpes de calor
nutricion saludable
¿Cómo Reducir la ingesta de Azúcar en Verano?
eventos de bebidas
Del 31 de julio al 4 de agosto, ¡vive la Fiesta del Albariño!
6 platos tailandeses que tienes que probar

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies