Home > Actualidad > Tomar un café y echarse la siesta en un local de hostelería

Tomar un café y echarse la siesta en un local de hostelería

tendencias en la hostelería

¿Quién no ha querido echarse una siesta, pero no ha tenido donde hacerlo?

En el trabajo, en la universidad…te queda un rato libre y lo único que te apetece es dormir, pero nunca tenías donde practicar nuestra tan amada costumbre “Made in Spain”. Pues eso se ha acabado. O, por lo menos, en el centro de Barcelona.

Napuccino, una combinación de ‘nap’, que significa siesta en inglés; y el famoso café italiano. Es la nueva cafetería, situada en la calle Muntaner 22, de la ciudad de Barcelona, que combina nuestra maravillosa siesta con el sabor del café.

La zona no está escogida al azar, ya que se encuentra a tan solo 5 minutos de la Universidad de Barcelona y de múltiples oficinas repletas de trabajadores cansados y adictos a la cafeína.

¿Dormir y café?

tendencias en la hosteleríaMuchos os estaréis preguntando como se puede combinar una bebida estimulante, como es el café, y una siesta. Parecen antónimos, ¿verdad?

Según Sara Mednick, de la Universidad de California (San Diego), la siesta es la mejor manera de recuperar el sueño y el tiempo ideal ronda entre los 20 o 30 minutos, justo los minutos que necesita el cuerpo para absorber la cafeína.

Casualidad o no, Celina y Sylvan, una joven pareja de Polonia y Francia, han sido los pioneros en aprovechar este nuevo concepto y traerlo a España, donde aseguran, una y otra vez, que no se trata de un hotel, sino de un “rincón de descanso”.

El año pasado llegó a Madrid, Siesta&Go, una local dedicado al descanso en exclusiva, donde puedes alquilar sofás, literas o habitaciones, y echarte una siesta o dormir 3 horas tranquilamente, pero el concepto es distinto.

‘Nappucino’: innovación y sencillez

tendencias en la hosteleríaDesde tan solo cinco euros la hora, puedes echarte una siesta en uno de los seis cubículos que tienen y con barra libre ilimitada. Café, té, refrescos, zumos, por un lado; y gofres, magdalenas, hummus, croissants, entre otros aperitivos, por el otro. Todo esto por cinco euros y una cabezadita incluida.

Un remanso de paz si lo comparamos con el resto de las cafeterías de alrededor, donde el ruido y los precios elevados marcan la diferencia con este lugar.

Los habitáculos están equipados con enchufes, por si prefieres trabajar en un lugar relajado. Además, todo el local cuenta con wifi gratuito y te ofrecen la opción de cargarte el móvil porque, como mencionan en su página web, son contrarios al famoso “no hay wifi, hablen entre sí”.

Los dueños del local señalan que es un lugar idóneo para los turistas, quienes muchas veces tienen que pasar horas entre que dejan un hotel y tienen que coger un vuelo, deambulando por Barcelona sin tener un lugar donde recargar energía y batería.

También te puede interesar
cerveza
Nueva lager tostada Maestra Dunkel
evento gastronomico
Los retos de la hostelería del siglo XXI en Expofoodservice
salud y nutricion
¿Por qué está triunfando el aceite de coco en el mercado?
sonido y comida
El sonido para cambiar el sabor de la comida

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de Cookies ACEPTAR

Aviso de cookies