Home > Actualidad > Comida económica de altos vuelos

Comida económica de altos vuelos

El mundo está cambiando y la adaptación de las compañías a las demandas de los consumidores son claves para entender las nuevas propuestas comerciales que aparecen a diario en todas las partes del planeta.

Hoy le toca el turno a la arriesgada y por ello no menos exitosa apertura de una tienda low cost (precios bajos) que recientemente abrió sus puestas en Londres.
No se trata de una simple tienda de alimentación, es el desembarco en el sector retail de la linea de alimentación de la compañía aérea de bajo coste Easy Jet.
Las tiendas llevan el nombre de Easy Food Store y su anaranjado fondo que soporta las letras blancas redondeadas aproximan al usuario a una verdadera identidad cromática con una de las compañías que han revolucionado el trasporte aéreos en las últimas décadas.
No estamos ante una revolución gourmet ni mucho menos, ya que el factor precio es la clave para entender este nuevo fenómeno y lo más importante es ver si genera margen suficiente para poder mantenerse, porque la cobertura de demanda del público al que va dirigido está totalmente garantizada, ya que sus precios son la clave, ¡Todo a 25 peniques! ¡33 céntimos de Euro!

¿Ha llegado una nueva era en la distribución de la alimentación con Easy Food Store?

A principio de año era la gran pregunta y todo el sector retail esperaba con ganas la apertura de su primer icono en el barrio londinense de Royal Park.
El día D llegó y el pasado día 1 de febrero la gran apertura se produjo y las estanterías de las 80 referencias de la Easy Food Store, que abarrotaban sus baldas, fueron perdiendo producto a la misma velocidad que los consumidores ávidos de la gran oportunidad, llenaban sus carros de ellos como si de una alarma social de desaprovisionamiento se tratara.
Sólo tuvieron que pasar 48h para que las puertas del establecimiento se cerraran por la falta de producto y poder así satisfacer la altísima demanda y expectativa qué había deparado.
No sabemos si el lanzamiento bonificado de los 25 peniques, será eterno ya que fuentes de la organización desvelaron que la estrategia de las tiendas era la de atraer al publico con estas grandes campañas pero aún así el precio final que parece se quiere dejar a cada unidad de producto continua siendo realmente atractivo y rondará los 50 peniques o 66 céntimos de euro, Nada nuevo pero si bien adaptado, como nuestro todo a cien de hace años pero en versión alimentaria.
La filosofía del Grupo Easy es rupturista y diferenciadora, pero en el ámbito alimentario estará sujeta a la capacidad de aprovisionamiento de los colaboradores de la compañía así como los precios del mercado que oscilan en muchos casos a diario, pero lo que esta claro es que en los productos como el café, te, azúcar, galletas, conservas, etc... que forman parte de su catalogo de productos serán difícilmente igualables a corto plazo por sus competidores.
La población que acudía esos días a la tienda era en su mayoría formada por personas con escasos recursos económicos, lo que ayudó a su cesta de la compra y a la vez a dar una mayor difusión mediática, llegando a ser cubierta por los medios televisivos como la BBC como Noticia del Día.
Ahora bien debemos verlo solo como un matiz, porque la oferta se presenta a toda la población, pero si es cierto que parte del enfoque de la compañía es la de favorecer a la población más desfavorecida, como así lo presentaba el propietario de la tienda londinense y a su vez fundador del Grupo EasyStelios Haji-Ioannou, en una entrevista a los medios.

Marketing o casualidad en los primeros días de venta.

Ahora queda ver si las nuevas aperturas proyectadas, siguen la misma linea y a su vez la misma acogida, para que les pille preparados en cuanto a lo que el stock se refiere, o bien la campaña “pseudoplanificada” solo tuvo razón de ser en la primera apertura, ya que en la época en la que vivimos, la operativa logística no debería “fallar”, sobre todo en una apertura tan sonada… Aunque algunos hagan de la escasez una acción de marketing exitosa, dejemos ahí la duda sembrada.
Lo que si se ha llevado a cabo son campañas de divulgación y normas de actuación para los usuarios de la tienda donde se limita el horario u la cantidad de producto por persona para que las estanterías no se conviertan en lugares privativos de unos pocos.
¿Donde veremos la siguiente?, ¿cruzarán pronto el canal de la Mancha para Invadir la vieja Europa?, pronto sabremos el alcance.
También te puede interesar…
libros y guías
Nueva guía de alimentación de Mercasa
McDonald’s y ElTenedor en apoyo a las familias con niños en tratamiento hospitalario
viajes y escapadas
España, Francia e Italia; los mejores destinos para el enoturismo
Cómo elegir la música de tu restaurante

1 REspuesta

Deja una Respuesta

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de privacidad Aviso Legal ACEPTAR

fsm-suscript

Suscríbete al Magazine

Recibe cómodamente las últimas actualizaciones de nuestro equipo de redacción en tu correo electónico.

Gracias! y Bienvenido a la comunidad de Food Service Magazine. Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico para completar el proceso de suscripción.