Home > Actualidad > Celebrando el día Mundial de Huevo

Celebrando el día Mundial de Huevo

Gran alimento y mejor acompañamiento par alos innumerables platos en los que puede ser protagonista.

El próximo 10 de octubre es la fecha elegida para celebrar el Día Mundial del Huevo, y como no podía ser de otra manera, su i gesta es la mejor manera de festejarlo.
Muchos restaurantes de todas las ciudades españolas tienen a este alimento como un emblema, elaborándolo como revuelto, pochados, cocidos, pasados por agua y como no estrellados o en tortilla.
Lo que está caro es que la tendencia y la moda de la mejor vanguardia culinaria no deja de lado al preciado y versátil proteico huevo de gallina.
En la ciudad de Madrid hay muchos y diversos restaurantes que se han apuntado a la celebración desarrollando una actividad gastronómica inusitada, para engalanar a nuestro protagonista del día.


Los locales de hostelería para degustar un buen par de huevos

Comenzamos por el clásico de las noches madrileñas, lleno de glamour, más que por el estilo de sus salas, por la audiencia que generan los ilustres visitantes de sus mesas.
Se trata del internacionalmente reconocido Casa Lucio, donde los estrellados cobran protagonismo por sis solos, mediante la fusión con las patatas fritas más elegantes y untosas de la capital.
A escaso metros, también en la Cava Baja, se encuentra el junior de la familia del restaurador, la Taberna de los Huevos de Lucio que ofrece una abanico excepcional de combinaciones con huevos que ayudarán al visitante a ser más comedido en la inversión, no por calidad sino por económico, el glamour es lo que tiene.
Del Centro a Chamberí, nos adentra en nuevo universo de huevos en sus variedades más vanguardistas, sin perder su casticismo.
Allí se encuentra Ponzano, en la calle del mismo nombre y nos presenta un plato muy variado, al estilo de las sartenes, tan demandadas en los 90´s, que ahora lo presentan como una combinación de huevos camperos con boletus y trufa negra, una delicia sensual, actual y muy otoñal.
En sus sala podremos también degustar exquisitas tortillas de patatas y diferentes variedades de huevos rotos con mucho acompañamiento.
Muy cerca, en la calle Covarrubias, está Pecado Carnal, que dentro de su carta moderna y muy al estilo fast food, se une a las celebraciones con una de sus hamburguesas estrella, la Poché Burguer de Wagyu con Pisto manchego. Una auténtica hamburguesa española que fusiona lo mejor de la carne de buey con las delicias de la verdura y el huevo.
Su pan no te dejará indiferente, sobre todo al mezclarse con la salsa roja del guiso y con la yema rota del protagonista del día.
Saltamos a Salamanca, no la ciudad, sino el barrio, y allí encontramos una clara alusión a las sierras extremeñas, en el Restaurante Rooster, en plena calle Juen Bravo, Su huevo pochado está reposando sobre la siembre deliciosa manteca colorá, que nos recuerda a esas jornadas campestres donde la potencia calórica del acompañante del pan, nos ayudaba a caminar durante toda la jornada, disfrutando del paisaje de las dehesas, ahora nos debemos conformar con el bulevar y degustarlo junto con su crema de patatas.
Una exquisitez que abre, camino a otra creación muy Oval, como es la tortilla de patata de montaña con el delicioso tuétano de huesos, digna de ser probada.
Para concluir el paseo gastronómico de la ciudad de Madrid en honor al Huevo, desembarcaremos en el moderno Chanmartín, comenzando por el Paseo de la Habana, haciendo la parada en el Desencaja, donde el Huevo de Corral, se fusiona con la calabaza y la morcilla de cebolla para reposar sobre las excelentes migas al estilo crujiente. Una acertadísima combinación que también nos enseña que el otoño ya está aquí.
Terminamos en el Skyline de Madrid, en el Restaurante Espacio 33 de la Inmensa y a la vez estilizada Torre Espacio, del Grupo Villar Mir. 
El Restaurante más alto del país no podía dejar de lado al versátil homenajeado y como si de un ángel se tratara, sus 33 pisos elevan a un delicioso plato de huevos de corral, provenientes de una finca, donde la libertad de las aves hace que su alimentación sea el matíz de sabores que desarrollan sus yemas, que escalfado al estilo del tradicional Horcher, reposa y asienta como si de un manjar de dioses se tratara.
Un perfecto final de homenaje al más estilizado y vistoso producto, que ha desarrollado su existencia culinaria al mismo tiempo que el ser humano avanzaba y evolucionaba en la creación gastronómica.
¡Larga vida al Huevo!
También te puede interesar…
viajes y escapadas
España, Francia e Italia; los mejores destinos para el enoturismo
Cómo elegir la música de tu restaurante
Llega a Madrid la Feria Guest
dulces y reposteria
Turrones y Chocolates en la antesala de la Navidad

Deja una Respuesta

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de privacidad Aviso Legal ACEPTAR

fsm-suscript

Suscríbete al Magazine

Recibe cómodamente las últimas actualizaciones de nuestro equipo de redacción en tu correo electónico.

Gracias! y Bienvenido a la comunidad de Food Service Magazine. Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico para completar el proceso de suscripción.