Home > Producto > ¿Qué tiene el vino Moscato que gusta tanto?

¿Qué tiene el vino Moscato que gusta tanto?

  1. Su consumo, hace apenas 5 años inexistente en Estados Unidos, representa hoy más del 6% del total del mercado americano, que es el más grande del mundo en la actualidad
  2. La pregunta es ¿por qué? Varios raperos como Trey Songz o Kanye West utilizan la palabra “moscato” en sus letras causando un gran efecto para su consumo

Algo debe ser. La categoría de vino Moscato ha crecido un 33% en 2012, un crecimiento imparable del producto en tan sólo un año en un mercado de vino como el Norteamericano donde la competencia es feroz y el impacto de la moda no escapa a una categoría tan tradicional como la del vino. El consumo de Moscato, hace apenas 5 años inexistente en Estados Unidos, representa hoy más del 6% del total del mercado americano, que es el más grande del mundo en la actualidad.
La pregunta evidente es ¿por qué? ¿Qué ocasiona un tal crecimiento? ¿Qué lo puede explicar? Redoble de tambores ante la respuesta…. El Hip hop. Sí, se trata del efecto más claro de la influencia de la música en el consumo de vino que se conoce (o recuerde).
Trey Songz, uno de los grandes personajes en el mundo del Hiphop, canta de forma pegadiza en una de sus canciones más famosas (I invented sex”) : “Lobster and shrimp and a glass of Moscato” (“Langosta, gambas y una copa de Moscato…”) . No es el único, otros cantantes como Kanye West , Ne-Yo, Lil’ Kim o Ab-Soul usan la palabra moscato en sus letras. Tener a millones de jóvenes en edad de consumir vino mientras que escuchan estas canciones, con sugerentes letras que vinculan el moscato con amoríos, puede causar gran efecto.
Todo parece haber comenzado por la sonoridad de la palabra. En canciones con un uso marcado de la rima, moscato suena bien en muchas combinaciones posibles en inglés. El efecto ha sido sin duda impresionante y las grandes compañías americanas del sector no han dejado pasar la oportunidad y sus marcas son líderes del mercado, muy por encima de marcas italianas que, sin embargo, también han hecho su “particular agosto”.
Es necesario reconocer que el producto ha hecho el resto, en especial si observamos sus cualidades organolépticas y al público al que va dirigido: servido fresco, baja graduación alcohólica, sabor dulce y agradable, burbujas y el glamour de bajo coste. Las presentaciones y demás acciones de marketing no han hecho más que aprovechar la ola de esta magnífica oportunidad. El mercado del regalo también ha supuesto una ocasión perfecta para el aumento del consumo “Hay una fiesta en casa de… ¿Llevamos un vino como regalo? Que sea un Moscato”
En España han aparecido un número creciente de productos similares que, si bien no toman el nombre, sí buscan aprovechar la oportunidad, ya sea en otros mercados o en el crecimiento que se puede producir en España, todas ellas tienen productos muy interesantes que permiten descubrir el porqué de la seducción y el éxito del Moscato en el mercado americano.
Esperemos que una de estas modas se apodere de nuestros vinos de Jerez, o del cava… o de variedades autóctonas españolas como la Tempranillo o la Mencia. ¡Sólo hace falta una canción!
Fuente: Zoom news
También te puede interesar…
Restaurantes y estrellas michelin
¿Por qué algunos cocineros renuncian a las estrellas Michelin?
tecnlogia en restaurantes
La tecnología que cambió a los restaurantes en 2017
Starbucks lanza en España sus cápsulas de café espresso
cafe en un bar
¿Cómo celebrar las fiestas de Navidad en tu bar?

Deja una Respuesta

Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptando las condiciones nos está dando su consentimiento a la utilización de las mismas y validando nuestra política de privacidad Aviso Legal ACEPTAR

fsm-suscript

Suscríbete al Magazine

Recibe cómodamente las últimas actualizaciones de nuestro equipo de redacción en tu correo electónico.

Gracias! y Bienvenido a la comunidad de Food Service Magazine. Revisa la bandeja de entrada de tu correo electrónico para completar el proceso de suscripción.